Madre Maria Caterina Di Maggio: Vida y obras

 

La Madre María Caterina Di Maggio, nació en Partinico Sicilia, Italia el 21 de octubre de 1902. Hija primogénita de Salvatore Di Maggio y Pietra Li Calsi.

El 10 de novembre de 1902 fue bautizada en la Iglesia Madre de Partinico con el nombre de Caterina Francesca Paola. Fue confirmada  a la edad de seis años ( 1908) y el 21 de marzo de 1910 recibiò por primera vez a Jesús Sacramentado, rey y centro de su vida.

A la edad de 21 años fue elegida Presidenta de la Acción Catòlica, ya había obtenido el diploma del liceo clàsico y el diploma en pedagogía.

El 15 de noviembre de 1923, entrò  como postulante en el Instituto de las Oblatas al Divino Amore, recièn  fundado. El 24 de abril de 1924 iniciò su noviciado en la Casa Madre de Monreale con el nombre de Sor María de la Eucaristía. Pronunció sus primeros votos el 7 de mayo de 1925 y su profesión perpetua en Monreale el 28 de mayo de 1928.

Vivió con plena fidelidad su vocación oblata. En 1928 fue nombrada segunda Asistente General y Maestra de Novicias y en 1929, ademàs se le asignó la Secretaria General.

Obediente a la Madre Margarita Diomira, fundadora de la Congregación , en 1930 partió con las primeras misioneras oblatas a la Amèrica, específicamente a Zacatecoluca, El Salvador.

Con espiritu de sacrificio y abandonada a la Providencia Divina, poco a poco se fue extendiendo  el espíritu de las Oblatas al Divino Amor  en diversos países de Amèrica Central y los Estados Unidos fundando escuelas y obras de evangelización guiada por la Madre Margarita Diomira.

En mayo de 1963 fue elegida primera sucesora en el gobierno del Instituto.

En 1964 adquirió la Aprobación Pontificia del Instituto Religiosas Oblatas al Divino Amor y también la  Aprobación de las nuevas Constituciones.
En 1966, la Congregación se divide en Provincias y en el mismo año compra la actual casa General  en la via Marruvio, 4  00183 Roma  como sede General.  En el mismo período de Gobierno,  tambièn compra  el Noviciado Santísimo Sacramento que se encuntra ubicado en la misma dirección.

Toda su actividad pastoral, que durò doce años, se caracterizò por la fidelidad a la Madre Margarita Diomira. Al finalizar su servicio de gobierno, elegiò como residencia ùltima la Casa Santa Margarita en San Josè, Costa Rica.

Su amor a la Iglesia lo manifestaba en la completa comunión con el Papa y los Obispos.

Su vida se caracterizò por una exquisita caridad para con sus hermanas y sus hijas. Sus virtudes màs sobresalientes fueron la fortaleza, la alegría, la simplicidad, la  prudencia , el olvido de sí misma y el anhelo de llevar muchas almas a Jesùs.

El 10 de mayo de 1991 murió serenamente en la Paz del Señor. Actualmente sus restos reposan en la Capilla de la Casa Santa Margarita en Barrio Amón, San Josè, Costa Rica.

Muriò repitiendo las palabras de San Ignacio de Loyola: “Dame vuestro amor y vuestra gracia y eso me basta”.

Historia

Quiénes somos

Las Religiosas Oblatas al Divino Amor somos una familia de cristianas consagrada a la Santísima Trinidad, nacidas en Sicilia en 1923, fundadas por la Madre Margherita Diomira Crispi.

Una Congregación de Derecho Pontificio, dedicada a la acción apostólica, con el lema “AD MAIOREM DEI GLORIAM”. Fue fundada por la M.M.D.C., en Monreale, Sicilia, en el año 1923.


Historia

La Congregación de las Religiosas Oblatas al Divino Amor, fundadas por la Madre Margarita Diomira Crispi, tuvo inicio en la Sicilia, donde encontró de inmediato fuertes contrastes y dificultades en su realización. Fue gracias a la ayuda del santo obispo, Mons. Antonio Augusto Intreccialagli (1852-1924), Arzobispo de Monreale, (declarado Venerable por S.S. Juan Pablo II con el decreto del 22.1.1991) que la Madre Margarita y sus primeras seguidoras, pudieron proseguir con la Obra iniciada, trasladándose, por voluntad del mismo Mons. Intreccialagli a Monreale. Inicialmente la sede tuvo origen en los locales de la Iglesia de San Castrense.


Quiénes somos

Las Religiosas Oblatas al Divino Amor somos una familia de cristianas consagrada a la Santísima Trinidad, nacidas en Sicilia en 1923, fundadas por la Madre Margherita Diomira Crispi.

Una Congregación de Derecho Pontificio, dedicada a la acción apostólica, con el lema “AD MAIOREM DEI GLORIAM”. Fue fundada por la M.M.D.C., en Monreale, Sicilia, en el año 1923.


Historia

La Congregación de las Religiosas Oblatas al Divino Amor, fundadas por la Madre Margarita Diomira Crispi, tuvo inicio en la Sicilia, donde encontró de inmediato fuertes contrastes y dificultades en su realización. Fue gracias a la ayuda del santo obispo, Mons. Antonio Augusto Intreccialagli (1852-1924), Arzobispo de Monreale, (declarado Venerable por S.S. Juan Pablo II con el decreto del 22.1.1991) que la Madre Margarita y sus primeras seguidoras, pudieron proseguir con la Obra iniciada, trasladándose, por voluntad del mismo Mons. Intreccialagli a Monreale. Inicialmente la sede tuvo origen en los locales de la Iglesia de San Castrense.


Quiénes somos

Las Religiosas Oblatas al Divino Amor somos una familia de cristianas consagrada a la Santísima Trinidad, nacidas en Sicilia en 1923, fundadas por la Madre Margherita Diomira Crispi.

Una Congregación de Derecho Pontificio, dedicada a la acción apostólica, con el lema “AD MAIOREM DEI GLORIAM”. Fue fundada por la M.M.D.C., en Monreale, Sicilia, en el año 1923.


Historia

La Congregación de las Religiosas Oblatas al Divino Amor, fundadas por la Madre Margarita Diomira Crispi, tuvo inicio en la Sicilia, donde encontró de inmediato fuertes contrastes y dificultades en su realización. Fue gracias a la ayuda del santo obispo, Mons. Antonio Augusto Intreccialagli (1852-1924), Arzobispo de Monreale, (declarado Venerable por S.S. Juan Pablo II con el decreto del 22.1.1991) que la Madre Margarita y sus primeras seguidoras, pudieron proseguir con la Obra iniciada, trasladándose, por voluntad del mismo Mons. Intreccialagli a Monreale. Inicialmente la sede tuvo origen en los locales de la Iglesia de San Castrense.


Quiénes somos

Las Religiosas Oblatas al Divino Amor somos una familia de cristianas consagrada a la Santísima Trinidad, nacidas en Sicilia en 1923, fundadas por la Madre Margherita Diomira Crispi.

Una Congregación de Derecho Pontificio, dedicada a la acción apostólica, con el lema “AD MAIOREM DEI GLORIAM”. Fue fundada por la M.M.D.C., en Monreale, Sicilia, en el año 1923.


Historia

La Congregación de las Religiosas Oblatas al Divino Amor, fundadas por la Madre Margarita Diomira Crispi, tuvo inicio en la Sicilia, donde encontró de inmediato fuertes contrastes y dificultades en su realización. Fue gracias a la ayuda del santo obispo, Mons. Antonio Augusto Intreccialagli (1852-1924), Arzobispo de Monreale, (declarado Venerable por S.S. Juan Pablo II con el decreto del 22.1.1991) que la Madre Margarita y sus primeras seguidoras, pudieron proseguir con la Obra iniciada, trasladándose, por voluntad del mismo Mons. Intreccialagli a Monreale. Inicialmente la sede tuvo origen en los locales de la Iglesia de San Castrense.


Quiénes somos

Las Religiosas Oblatas al Divino Amor somos una familia de cristianas consagrada a la Santísima Trinidad, nacidas en Sicilia en 1923, fundadas por la Madre Margherita Diomira Crispi.

Una Congregación de Derecho Pontificio, dedicada a la acción apostólica, con el lema “AD MAIOREM DEI GLORIAM”. Fue fundada por la M.M.D.C., en Monreale, Sicilia, en el año 1923.


Historia

La Congregación de las Religiosas Oblatas al Divino Amor, fundadas por la Madre Margarita Diomira Crispi, tuvo inicio en la Sicilia, donde encontró de inmediato fuertes contrastes y dificultades en su realización. Fue gracias a la ayuda del santo obispo, Mons. Antonio Augusto Intreccialagli (1852-1924), Arzobispo de Monreale, (declarado Venerable por S.S. Juan Pablo II con el decreto del 22.1.1991) que la Madre Margarita y sus primeras seguidoras, pudieron proseguir con la Obra iniciada, trasladándose, por voluntad del mismo Mons. Intreccialagli a Monreale. Inicialmente la sede tuvo origen en los locales de la Iglesia de San Castrense.


Quiénes somos

Las Religiosas Oblatas al Divino Amor somos una familia de cristianas consagrada a la Santísima Trinidad, nacidas en Sicilia en 1923, fundadas por la Madre Margherita Diomira Crispi.

Una Congregación de Derecho Pontificio, dedicada a la acción apostólica, con el lema “AD MAIOREM DEI GLORIAM”. Fue fundada por la M.M.D.C., en Monreale, Sicilia, en el año 1923.


Historia

La Congregación de las Religiosas Oblatas al Divino Amor, fundadas por la Madre Margarita Diomira Crispi, tuvo inicio en la Sicilia, donde encontró de inmediato fuertes contrastes y dificultades en su realización. Fue gracias a la ayuda del santo obispo, Mons. Antonio Augusto Intreccialagli (1852-1924), Arzobispo de Monreale, (declarado Venerable por S.S. Juan Pablo II con el decreto del 22.1.1991) que la Madre Margarita y sus primeras seguidoras, pudieron proseguir con la Obra iniciada, trasladándose, por voluntad del mismo Mons. Intreccialagli a Monreale. Inicialmente la sede tuvo origen en los locales de la Iglesia de San Castrense.


Quiénes somos

Las Religiosas Oblatas al Divino Amor somos una familia de cristianas consagrada a la Santísima Trinidad, nacidas en Sicilia en 1923, fundadas por la Madre Margherita Diomira Crispi.

Una Congregación de Derecho Pontificio, dedicada a la acción apostólica, con el lema “AD MAIOREM DEI GLORIAM”. Fue fundada por la M.M.D.C., en Monreale, Sicilia, en el año 1923.


Historia

La Congregación de las Religiosas Oblatas al Divino Amor, fundadas por la Madre Margarita Diomira Crispi, tuvo inicio en la Sicilia, donde encontró de inmediato fuertes contrastes y dificultades en su realización. Fue gracias a la ayuda del santo obispo, Mons. Antonio Augusto Intreccialagli (1852-1924), Arzobispo de Monreale, (declarado Venerable por S.S. Juan Pablo II con el decreto del 22.1.1991) que la Madre Margarita y sus primeras seguidoras, pudieron proseguir con la Obra iniciada, trasladándose, por voluntad del mismo Mons. Intreccialagli a Monreale. Inicialmente la sede tuvo origen en los locales de la Iglesia de San Castrense.


Quiénes somos

Las Religiosas Oblatas al Divino Amor somos una familia de cristianas consagrada a la Santísima Trinidad, nacidas en Sicilia en 1923, fundadas por la Madre Margherita Diomira Crispi.

Una Congregación de Derecho Pontificio, dedicada a la acción apostólica, con el lema “AD MAIOREM DEI GLORIAM”. Fue fundada por la M.M.D.C., en Monreale, Sicilia, en el año 1923.


Historia

La Congregación de las Religiosas Oblatas al Divino Amor, fundadas por la Madre Margarita Diomira Crispi, tuvo inicio en la Sicilia, donde encontró de inmediato fuertes contrastes y dificultades en su realización. Fue gracias a la ayuda del santo obispo, Mons. Antonio Augusto Intreccialagli (1852-1924), Arzobispo de Monreale, (declarado Venerable por S.S. Juan Pablo II con el decreto del 22.1.1991) que la Madre Margarita y sus primeras seguidoras, pudieron proseguir con la Obra iniciada, trasladándose, por voluntad del mismo Mons. Intreccialagli a Monreale. Inicialmente la sede tuvo origen en los locales de la Iglesia de San Castrense.



 

El libro "Una Margarita de Jesús" está disponible para su compra.

Contacte con nosotros en

(0039) 0670474884

o

mail: oblatedivinoamore

Se ruega a todas las personas que obtengan gracias por intercesión de la Madre Crispi comunicarlo a la postulación de la Causa a la dirección email

mail: causacrispi 

o a la dirección postal Suore Oblate al Divino Amore - Postulazione Causa Margherita Diomira - Via Marruvio, 4 – 00183 Roma.

Suore Oblate al Divino Amore
Via Marruvio, 4
00183 Roma
P.IVA 01077861001 C.F. 02563530589

Este sitio utiliza cookies, incluyendo terceros, con el fin de mejorar la experiencia y la prestación de servicios en línea con sus preferencias.
Al cerrar esta bandera, el desplazamiento de esta página o haciendo clic en cualquiera de sus elementos de consentimiento para el uso de cookies.
Si desea obtener más información o optar por todas o algunas cookies van a la sección